23 mayo 2016

Conexiones


En octubre cumplía 80 años Eva Choung-Fux, la artista austríaca de Campos, y lo celebraba en Can Prunera de Sóller inaugurando una exposición magnífica –me atrevo a calificarla de histórica– titulada Desprès de la fi del món, destinada después a recorrer Europa y tal vez Oriente. Hoy, y hasta mediados de junio, esa exposición se puede visitar en el MUSA de su Viena natal bajo el título Nach dem Ende der Welt. Eine Retrospektive.

Catálogo aparte, con motivo de estos eventos la prestigiosa editorial De Gruyter y el Ayuntamiento de Viena publicaron una abrumadora monografía ilustrada bilingüe (en alemán e inglés) de 500 lujosas páginas, titulada Eva Choung-Fux: Continuing Connections, bajo la dirección de Elma Choung, Berthold Ecker y Dieter Ronte. Además del que suscribe, aportan sus textos los mejores expertos en la vida y obra de una de las figuras centrales del arte europeo de las últimas décadas, una artista polifacética, profundamente comprometida con el aspecto social de nuestra historia –y de nuestra intrahistoria–, enamorada del mar y la naturaleza y dotada de una asombrosa sensibilidad poética, que le permite tender con sencillez sólo aparente lazos entre su obra y la literatura de sus autores favoritos. Continuing Connections es ahora la gran, imprescindible referencia para conocer la obra de Eva. El Mundo-El Día de Baleares.

Eva Choung-Fux, Continuing Connections, ed. de Elma Choung, Berthold Ecker y Dieter Ronte,
Viena: Kulturabteilung der Stadt Wien (MA 7), y Berlín/Boston: De Gruyter, 2015.