25 julio 2016

Un auténtico tormento

EXPOSICIÓN FALLIDA EN TORNO A LAS COLECCIONES MALLORQUINAS DE ARTE LATINOAMERICANO

El tormento y el éxtasis. Museo Es Baluard - Hasta el 2 de octubre de 2016

La exposición de arte latinoamericano que ofrece actualmente Es Baluard es muy interesante. Y lo es porque una parte de los artistas seleccionados tienen gran interés; y lo es pese a la propia concepción de la muestra, que el visitante no podrá abordar como otra cosa que una mera sucesión de obras sin orden ni concierto.

Son de gran interés, por ejemplo, las fotografías de Ángela Bonadies, a quien ya hemos dedicado líneas en el pasado. Sus paradójicos paisajes urbanos nunca dejan de sorprender ni de señalar conflictos presentes o futuros. Lo es también el inquietante vídeo de Regina José Galindo, una figura principal del body art que una vez más se presenta en denuncia de la opresión sufrida por la mujer latinoamericana, y guatemalteca en particular. O los magníficos grafitos sobre papel encerado de la siempre magnífica Sandra Vásquez de la Horra, vieja conocida del público mallorquín. Y hay más.

El interés de las obras sale a flote pese a lo confuso de la exposición. La comisaria ha afirmado lo siguiente: “Obviando cualquier referencia a construcciones culturales preconcebidas y estereotipos, propongo una lectura abierta basada en un escaneo de puntos de vistas, de huellas que permitan trazar un camino abierto al debate y a la construcción permanente.” Lo cual, en cristiano, significa: “No tengo hilo conductor ni propuesta seria alguna que hacer en cuanto a la selección de obras que les presento, así que digo que la lectura queda abierta y me quedo tan ancha”.

Por último, el caótico montaje da toda la sensación de que la responsable jamás pensó en el espectador cuando decidió añadir una línea a su currículum. ¿Acaso Es Baluard no tiene recursos suficientes para redactar, imprimir y colocar unas cartelas adecuadas, para dirigir de alguna forma inteligible el sentido de la visita, para suavizar el horrendo impacto visual del material contraincendios, que interactúa con las obras como si de una instalación más se tratase…? Continúa Aramburu: “La distribución de las piezas seleccionadas en la sala de exposición se ha concretado en cuatro apartados simbólicos bajo la denominación de: conflicto, ideología, belleza y pasión con objeto de sistematizar y procurar el análisis de las memorias, personales y colectivas, y permitir así mismo una aproximación en primera instancia cercana a la complejidad de estas situaciones y constructos.” Traducimos una vez más: “Utilizaremos cuatro conceptos básicos e intercambiables en los que todo cabe y que, por tanto, a nada comprometen, para simular una división temática que nada aporta que sea de interés ni para el estudioso ni para el aficionado, pero que me permita cubrir este expediente”. Humo.

Pocas veces he sufrido una exposición menos informativa, menos didáctica ni más de espaldas a la sociedad. Ni los artistas, ni el público, ni el contribuyente se merecen este trato. El Mundo-El Día de Baleares.

Fotograma de Regina José Galindo, Mientras, ellos siguen libres, vídeo, 2007.